Enfermedades músculos-esqueleticas

Medicamentos habituales

La respuesta de los medicamentos puede ser distinta en perros y en humanos, hay medicamentos que se usan mucho en humanos como el paracetamol y que están desaconsejados en perros por su toxicidad hepática. Las dosis también pueden variar, no podemos extrapolar por regla general las mismas según kilográmo de peso y día.
La fisiología del perro no es la misma que la del humano ( absorción, distribución, metabolismo y excreción )

Cuidados de las almohadillas

Por gruesas y resistentes que sean, tras una larga caminata, o después de un día transitando por un recorrido muy accidentado y poco habitual para el animal, las almohadillas plantares del perro pueden sufrir las consecuencias. El calor, el frío, el agua, la nieve o el hielo, el barro, la dureza de las rocas, los filos de las piedras, los cantos de los ríos, la gravilla o arena suelta, las plantas espinosas o la hierba seca, pueden dañar las almohadillas del perro provocando que se le abran grietas, en el mejor de los casos, o heridas sangrantes e incluso quemaduras muy dolorosas.

Instrucciones usuarios no registrados

Si aún no te has registrado no tendrás acceso a muchas de las áreas de esta web, como ver documentos o participar en los foros. 
Regístrate y podrás participar en nuestra web. Al registrarte recibirás en tu mail un enlace para activar tu registro.